Eligiendo el Zapato Perfecto para tu Bebé Que Empieza a Caminar



Elegir los zapatos adecuados para un niño que empieza a caminar es una tarea importante para los padres. Los zapatos correctos no solo protegen los pies de los niños, también los ayudan a mantener el equilibrio y la postura adecuada, mientras aprenden a caminar.


Naba Zapatos Rosados
Gio Loafers Baby Café
Tenis Joe Tenis Beige
Tenis Cari Tenis Azul

En este blog queremos darte algunos consejos que te ayuden a escoger los mejores zapatos para tu pequeño. Sigue leyendo para que descubras todo lo que necesitas saber y puedas comprar el mejor calzado para él.

¿Qué debes tener en cuenta para escoger los zapatos ideales?

  • Flexibilidad: los zapatos para niños que empiezan a caminar deben ser flexibles, para permitir que los pies se muevan naturalmente. Los zapatos demasiado rígidos pueden interferir en el desarrollo de los pies del niño y retrasar el proceso de aprendizaje.
  • Suela: la suela de los zapatos debe ser antideslizante para proporcionar una buena tracción en diferentes superficies. Esto ayudará a evitar resbalones y caídas.
  • Ajuste: es importante que los zapatos se ajusten bien al pie del niño. Si son demasiado grandes, pueden causar tropezones, mientras que, si son muy pequeños, pueden dañar los dedos de los pies y limitar el movimiento.
  • Talla: la talla adecuada es esencial para el confort y la salud de los pies. Es recomendable medir los pies del niño antes de adquirir el calzado y comprar zapatos que tengan suficiente espacio para permitir el movimiento de los dedos, pero no tanto como para que el pie se deslice dentro.
  • Material: es recomendable que los zapatos para niños sean de materiales transpirables y suaves, como el cuero o la lona, ya que esto ayudará a mantener los pies frescos y secos, y evitará irritaciones en la piel.
  • Forma: la forma del zapato debe ser ancha y con suficiente espacio para que los dedos de los pies puedan moverse libremente. Los zapatos puntiagudos o estrechos pueden interferir en el desarrollo del pie y causar molestias al niño.
  • Altura del tobillo: los zapatos con una altura adecuada del tobillo pueden proporcionar soporte adicional para el pie del niño, lo que ayuda a prevenir lesiones y proporcionan una mayor estabilidad.
  • Marca y calidad: es importante escoger zapatos de una marca reconocida y de buena calidad para asegurar que los zapatos se ajusten bien, sean duraderos y proporcionen el soporte adecuado.

¿Qué posibles errores o problemas debo considerar cuando vaya a comprar los zapatos para mi niño?

Cuando se trata de comprar zapatos para un niño que empieza a caminar, es necesario tener en cuenta algunos errores; uno de los más comunes es la talla incorrecta: si los zapatos son demasiado pequeños o demasiado grandes, pueden causar problemas de equilibrio y afectar el desarrollo normal del pie. Además, los zapatos que son muy estrechos pueden causar deformidades en los dedos del pie y los zapatos que son demasiado anchos pueden causar problemas de estabilidad y caídas.

Otro error que se debe evitar al comprar zapatos para un niño que comienza a caminar es la calidad de los materiales. Los zapatos deben estar hechos de materiales transpirables y flexibles para permitir que los pies del niño respiren y se muevan naturalmente. Los materiales duros y rígidos pueden causar irritación, ampollas y otros problemas en la piel.

Por último, se debe tener en cuenta el diseño y la construcción de los zapatos. Los zapatos deben ser ligeros y flexibles, con suelas antideslizantes para evitar resbalones y caídas. Además, los zapatos deben tener suficiente espacio en la punta para permitir que los dedos del pie se muevan libremente y no deben tener costuras sobresalientes que puedan irritar la piel del pie del niño.

Tipos de pies de los niños

Los pies de los niños pueden variar en forma, tamaño y estructura. Es importante considerar esto al elegir el calzado adecuado para ellos, aquí hay algunos de los tipos de pies comunes en los niños:

  • Pies planos: los pies planos son aquellos que tienen un arco bajo o no tienen arco en absoluto. Esto puede hacer que el pie parezca más ancho y más grande de lo normal. Es importante elegir zapatos que brinden un buen soporte al arco y al talón para ayudar a prevenir el dolor y la fatiga muscular.
  • Pies cavos: los pies cavos son aquellos que tienen un arco alto y pueden parecer más estrechos y más pequeños que los pies planos. Es importante elegir zapatos que brinden una buena amortiguación y soporte al arco para ayudar a prevenir lesiones y fatiga muscular.
  • Pies anchos: los pies anchos son aquellos que tienen una mayor anchura en el antepié y pueden ser más difíciles de ajustar en algunos zapatos. Es importante elegir zapatos que brinden un buen ajuste en el antepié y que sean lo suficientemente amplios para evitar el roce y la incomodidad.
  • Pies estrechos: los pies estrechos son aquellos que tienen una menor anchura en el antepié y pueden ser más fáciles de ajustar en algunos zapatos. Es importante elegir zapatos que brinden un buen ajuste en el antepié para evitar el movimiento excesivo del pie dentro del zapato.

Es importante tener en cuenta que la forma del pie de un niño puede cambiar con el tiempo, a medida que sus huesos y músculos crecen y se desarrollan. Por lo tanto, es importante medir los pies de tu hijo regularmente y ajustar el calzado según sea necesario, para asegurar que brinde el soporte y la comodidad necesarios.


Zapatos Nomu Azul
Nomu Zapatos Azul Turquesa
Tenis Luca Blancos
Mari Tenis Beige

¿Qué otras opciones de calzado debo considerar para un niño que está aprendiendo a caminar?

Además de los zapatos específicamente diseñados para los niños que empiezan a caminar, hay otras opciones de calzado que también pueden ser adecuadas para ellos:

  • Calcetines antideslizantes: pueden proporcionar cierta tracción en el piso y permitir que el niño sienta el suelo mientras camina, lo que es importante para desarrollar su equilibrio.
  • Mocasines de piel: estos son una opción cómoda para los niños que comienzan a caminar. Son suaves, flexibles y se ajustan bien al pie del niño, lo que les permite mover los dedos y sentir el suelo mientras caminan.
  • Sandalias: en los meses más cálidos, las sandalias pueden ser una buena opción para los niños que empiezan a caminar. Es importante buscar sandalias con una suela antideslizante y que se ajusten bien al pie del niño para evitar que se resbalen o se salgan.

Es importante recordar que cualquier tipo de calzado que se use para los niños que empiezan a caminar debe tener una suela antideslizante y ser lo suficientemente flexible para permitir el movimiento natural del pie. Además, es importante asegurarse que los zapatos o sandalias se ajusten bien al pie del niño para evitar que se deslicen o se salgan mientras caminan.

Conoce más productos

Conoce nuestros productos para llenar tu carrito

Preguntas Frecuentes


¿Qué tipo de suela es la más adecuada para los zapatos de un niño que está aprendiendo a caminar?

La suela de los zapatos para un niño que está aprendiendo a caminar debe ser lo suficientemente flexible para permitir que el pie se doble y se estire con facilidad, además, debe ser resistente para proporcionar protección y estabilidad. La suela debe estar hecha de goma o materiales similares que ofrezcan una buena tracción para evitar que el niño se resbale o tropiece.

¿Cuándo debo reemplazar los zapatos de mi hijo que está aprendiendo a caminar?

Es importante estar atentos al calzado de los niños ya que los zapatos desgastados o que no se ajustan adecuadamente pueden afectar la forma en que caminan, provocar dolores y lesiones en los pies. Para saber cuándo debes cambiar los zapatos de tu pequeño es necesario que los revises de manera regular, verificar su ajuste y observar si generan incomodidad en el pequeño.

¿Es recomendable comprar zapatos con cordones o con velcro para un niño que está aprendiendo a caminar?

Ambas opciones son válidas para un niño que está aprendiendo a caminar. La elección dependerá de los padres y de lo que consideren más práctico y cómodo para el niño. Los zapatos con cordones ofrecen un mejor ajuste al pie del niño y pueden ser más seguros al evitar que se salgan del pie. Además, pueden ser una buena opción para niños con pies anchos o con empeines altos. Los zapatos con velcro son más fáciles y rápidos de poner y quitar, lo que puede ser conveniente para los padres que buscan una opción más práctica